La Última Hora

A tu alcance de forma sencilla

Ventajas de alojarte en un hotel

El alojamiento

El alojamiento es uno de los aspectos que a nosotros más nos preocupan a la hora de viajar. Descansar en un buen sitio te ayuda a disfrutar al máximo de tus viajes en todos los sentidos.

Los tres factores, además del precio, que debes tener en cuenta al elegir un alojamiento son sentirte cómodo, que te permita descansar bien y dónde está situado.

No te metas en un dormitorio de un hostel con 10 desconocidos por ahorrarte unos euros si sabes que eso no es para ti. Estás de vacaciones y no es el momento de pasarlo mal y sufrir…

Nosotros no tenemos un tipo de alojamiento preestablecido cuando viajamos. Algunas veces dormimos en nuestra furgoneta y otras nos alojamos en otro tipo de alojamiento como apartamentos, casas de particulares, hoteles, etc. Depende del lugar, de la época del año y de los precios.

Ventajas de alojarte en un Hotel

Como te hemos comentado cada tipo de alojamiento tiene una serie de ventajas y de desventajas sobre los otros. Lo importante es saber adaptarte al que más te convenga en cada momento. En este post te vamos a hablar de las ventajas que tiene alojarse en un hotel.

El hotel es un alojamiento que solemos descartar cuando somos jóvenes por el precio. Pero poco apoco nos suele ir gustando más ya que suele presentar muchas comodidades… Como buenos treintañeros comenzamos a darnos cuenta de estos detalles.

Todo estará limpio y arreglado a diario

Olvídate de hacer la cama como en casa o de convivir con un desorden de mochilas alrededor de la litera. En un hotel tienes la máxima comodidad y facilidad para disfrutar de unas vacaciones merecidas, sin tener que acordarte de limpiar o recoger nada en los días en que te hospedes allí.

Siempre que vuelvas a tu habitación tendrás la habitación como el primer día. Por tanto la cama hecha, y toallas limpias a tu disposición. Así solo te preocuparás de abrir el mueble bar y sentarte a relajarte tras visitar el lugar en el que te encuentres.

Desayuno y comidas a tu disposición

Alojarte en un hotel te permite sacar el máximo provecho a tus vacaciones, ya que no perderás el tiempo en, hacer la compra, prepararte la comida ni por supuesto en fregar y recoger todo después de comer.

Dependiendo del lugar o de lo que quieras hacer durante tus vacaciones podrás elegir entre varios regímenes de comidas. Alojamiento y desayuno (nuestro favorito), media pensión o pensión completa. La mayoría de hoteles tienen bufete como el de la imagen pero algunos tienen restaurante a la carta.

No te preocupes porque si te apetece un día en particular hacer una comida más de las que tienes contratadas en el hotel la podrás hacer sin ningún problema y te la facturarán a parte.

Servicios adicionales y detalles para sentirte como un rey

Imagínate que estás en pleno verano, visitando una ciudad bastante calurosa como puede ser Málaga, donde nosotros vivimos. Poderte dar un baño refrescante en una piscina a media tarde o disfrutar de una sesión de spa o un relajante masaje siempre merece la pena. Estos son servicios que tienen la mayoría de los hoteles pero no otras opciones de alojamiento más baratas.

Al elegir un hotel no tendrás que llevar gel, champú ni el resto de productos de higiene si no lo deseas ya que en todos los hoteles te los encontrarás bien colocado en el baño al llegar a tu habitación cada día.

Además de los que hemos nombrado la mayoría de los hoteles suelen tener multitud de servicios adicionales para ofrecer a sus clientes. Además si no tienen lo que estás demandando a buen seguro que el personal te indicará amablemente cómo acceder a ese servicio en concreto. Si no existe en el hotel te lo tratarán de localizar en las inmediaciones del mismo.

Buena localización

Los hoteles se suelen situar en magníficas localizaciones. Nada mejor para disfrutar de tus vacaciones que estar en el centro de una ciudad. Si estás de vacaciones paga un poco más y duerme en el centro.

Nosotros siempre solemos tener muy en cuenta la localización de nuestro alojamiento y es nuestro primer criterio a la hora de elegirlo. En los principales buscadores suele haber una opción que muestra los alojamientos situados en el mapa. Nosotros la solemos utilizar habitualmente.

Atención 24 horas

Cuando te alojas en un hotel tienes a tu disposición las 24 horas los 365 días al año a una persona que te atiende ante cualquier imprevisto. Es uno más de los servicios que te ofrecen este tipo de establecimientos. Olvídate de conserjerías vacías durante la noche o de establecimientos ruidosos en los que no hay nadie para atenderte.

Consideramos que esto es muy importante sobre todo si estás en un país extranjero, tienes problemas con el idioma o te ha surgido cualquier imprevisto difícil de solucionar. El o la recepcionista suelen ser personas muy amables dispuestas a facilitarte en todo momento cualquier problema y en cualquier hotel del mundo encontrarás alguien que hable español si no te defiendes demasiado con el inglés.

Ofertas personalizadas

Hace años era impensable alojarse en un hotel si tenías una economía ajustada. Ahora la variedad de alojamientos y la gran competencia que hay nos permite tener un amplio abanico de posibilidades. El hotel se ha democratizado con la bajada de precios y ahora está al alcance de cualquier bolsillo.

Fuente: www.elviajemehizoami.com

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

CLOSE
CLOSE